Expresiones # Yo te amé desde mucho antes

1:06 Fabbi Ventura 1 Comments


Antes de leer tooodo este texto, aviso que fue algo que quise expresar y no encontré mejor lugar para publicarlo. No es una entrada normal pero este ultimo tiempo he pensado mucho en el tema y quise compartirlo. Es una bonita historia <3





Yo te amé desde mucho antes 

Sus heridas traspasaban su corazón, pero después de muchos sucesos él aun permanecía de pie sonriéndole a la vida. A sus cortos años, a pesar de ya ser un joven adulto, había vivido mucho más de lo que cualquiera persona normal pudiese soportar y él seguí ahí, continuando su vida y generando sonrisas, amando hacer feliz a los demás. De alma pura y transparente, aunque su pasado de truhán hacían dudar sobre su sinceridad. No esperaba nada, la vida ya no tenía el mismo sentido y los días tenían un sabor más amargo. Su capacidad de asombro no era la misma que antes, aunque para el exterior todo continuaba igual.

Entre trazos y palabras la vio llegar, sus ojos se abrieron de par en par al ver como aquella mujer ingresaba a la habitación. Por un momento su corazón se detuvo y fue en aquel exacto momento que se prometió tenerla entre sus brazos, la energía que ella proyectaba lo hipnotizó dibujando una sonrisa en sus labios. Ella sin darse cuenta de nada vivió, conoció a sus nuevos compañeros, a aquel nuevo mundo en el que estaba inmerso él. Desde lejos la observaba curioso e impaciente, pero cuando estaba cerca no hacía más que ignorarla. Era tan hermosa y tan diferente a la vez, de una variante voz curiosa y un cabello extenso, desordenado y atrevido. Cada detalle lo hacía sonreír, lo más mínimo le estremecía el corazón.

No lograron ser amigos, se conocieron y una conexión inexplicable inundó su alma con rapidez, era definitivo, creía en el amor a primera vista. Pero ella, después de años de relación, con un corazón en duelo no podría responderle de la misma manera y él lo sabia con anticipación. El la amó desde que su figura ingresó a la sala de clases y esperaría lo que fuese necesario por recibir de vuelta todo lo que él podía entregar. Miradas curiosas respondían sus mensajes, sonrisas tímidas y risas sutiles comenzaban a demostrar que él no era tan loco y que toda la historia que se escribía en su cabeza, en algún momento podría hacerse realidad. Ella sin darse cuenta caía lentamente en aquello que aun no podía llamarse amor, pero que sin duda alguna ingresaba gradualmente a su corazón.

No fue necesario mucho tiempo para que sus labios se rozasen por primera vez, él satisfecho, ella aun llena de dudas pero guiada por las señales de sus sentidos, continuó. Con una pregunta indirecta y una respuesta concreta todo eso persistió, no quedaría ahí, no quedaría guardado bajo tres llaves frente al tibio sol, sería más que un párrafo olvidado, serían palabras interminables que expresasen aquella relación.

Como no existen los cuentos de hadas y el fantasma de su ex novio aun atormentaba su relación, ella teniendo toda la culpa, fascinada de lo que su corazón comenzaba a sentir pero aun con el duelo en su mente, ocultó y omitió lo que en ese momento era lo más especial que había sentido en su vida. Su corazón herido derramaba lagrimas por todas aquellas mentiras, no la entendía pero la amaba, las yagas se hacían más profundas y su mirada adolorida miraba los días con confusión. ¿Cómo algo tan lindo, tan especial, podía sentirse a veces tan mal? ¿Cómo podía curar con amor las heridas que el mismo amor generaba? Quiso abandonarlo todo muchas veces, gritar, explotar sacando todo lo que llevaba dentro. Pero entonces se encontraba con esos ojos marrones y todo pensamiento negativo desaparecía en el aire.

Su mirada lo transportaba mucho más lejos de lo que él pudiese imaginar, lo llevaba al infinito donde nada podía estar mal. Así permaneció un tiempo, parchando su deshecho corazón, manteniéndolo firme y constante porque a pesar de todo, él siempre creyó en un ‘nosotros’, ignorando cualquier vivencia desagradable y sacando a flote solamente felicidad. Pero la sonrisa no es infinita, el dolor, la rabia y el coraje venció al sentimiento, todo lo negativo pesaba mucho más y ya no podía mentirse a si mismo. La amaba pero no podía continuar así, con el corazón destrozado pero la mente decidida esperó su llegada. Ella viajó desde muy lejos solo para verlo una vez más, temerosa pero segura de lo que sentía se dirigió a su lugar. Aquel lugar que los había visto crecer como pareja, que había sido testigo de los primeros roces, las primeras alegrías y las infinitas tardes llenas de ocio que pasaban juntos después de la universidad. Él la esperó con en el rostro dolido, ella con la mirada baja e infinitas palabras buscó luz entre tanta oscuridad.

Jamás volveré a hacerte daño’ Replicó con inmensa sinceridad ‘Si me dejas podré curarte lentamente cada herida, devolver cada lágrima y llenar tu vida de felicidad’. La seguridad de su mente, los consejos de sus amigos, la opinión de terceros no tenían ningún valor. Él era el responsable de su vida y elegiría como vivirla, un poco inseguro le dio una nueva oportunidad. Fue así como él se transformo en el amor de su vida, la razón de sus días y el motivo de su felicidad. 

¿Cómo se que es el amor de mi vida? Realmente no lo sé, pero estamos conectados de una manera especial, de manera que se lo que está pensando aunque el silencio nos abrace. Jamás imaginé proyectarme de la manera en que lo hago, trabajar juntos y compartir gustos, ser tan diferentes pero tener tantas cosas en común. Su amor llena mi alma de una energía inexplicable que me eleva para superar cualquier obstáculo, su apoyo y su ánimo es lo que necesito cuando siento que no puedo hacer algo por más mínimo que sea. 

No podría decirle a alguien 'Ese es el amor de tu vida, no lo dejes ir', tampoco puedo jurar que él es el amor de mi vida, porque no sé qué sucederá en un futuro. Pero de lo que si estoy segura, es que él mi amor hoy y quiero tener una vida a su lado. Que continúe tratándome como princesa, aunque seamos unos veinteañeros y podamos seguir jugando como infantes, aunque seamos unas personas ya grandes. Porque el instinto de ser niño se da cuando existe una confianza suficiente para demostrar lo que uno lleva en su interior y abrir las puertas de nuestro ser para dejar salir lo que somos en realidad. 

Creer en segundas oportunidades no está mal y definitivamente, uno puede cambiar, ser mejor. 

Si alguien leyó todo, le mando un abrazo gigantesco y si no, también jaja (: gracias por leerme. Son l@s mejores, esta semana me pongo al día con todo! Cariños <3

1 comentario:

  1. me hiciste llorar mensa..!!!
    cada vez que recuerdo el día que entraste a la sala de clases se me llena el corazón de felicidad
    eras y seras lo que siempre espere en mi vida :)
    cada día dare lo mejor de mi para que tu seas feliz ^^
    cada día que estemos juntos aprovechare de llenarte de besos, cariños, y cosquillaaaaaas !
    jajaja te amo mi pequeña princesa y como te dije eres mi todo la persona que llegue a soñar, la persona con la que soy feliz :) <3 gracias por sonreír a mi lado <3

    ResponderEliminar