¡No te enamores de las marcas!

17:03 Fabbi Ventura 0 Comments

Muchos de nosotros nos hemos "enamorado" o nos ha gustado tanto alguien, que nos parece perfecto, vemos solo virtudes y todos sus defectos son hermosos. Nos obsesionamos y dejando la objetividad a un lado, creamos un mundo nuevo en donde nuestras mariposas fluyen libremente al compás de la canción más cursi que escuchemos. Nos cegamos, muchas veces no nos percatamos del sufrimiento que estamos viviendo, perdonamos y aceptamos malas conductas bajo la excusa del amor. 

Si bien, no todas las personas se enamoran de la misma manera, muchos de nosotros nos hemos enamorado de alguna marca y aunque pensemos que no es cierto, que la publicidad y este tipo de persuasión no nos afecta, si le damos vuelta al asunto vamos a encontrar alguna marca que está por ahí en nuestra vida, fija y estable. No la cambiamos ni pensamos hacerlo. Piensen bien... yo creía que era inmune, pero encontré esa marca incambiable que está en mi corazón de consumidor.

Cuando les sugiero que no se enamoren de una marca, es porque las marcas saben a dónde van y lo que quieren, por lo que intentan conquistar los corazones inocentes de los consumidores. Te entregan ese "falso amor" que uno capta como "amor verdadero", pero cuando te conquistan y te tienen entre sus manos, algunos como buen truhán te rompen el corazón en mil pedazos. Obviamente hay excepciones, porque hay marcas que sí intentan cuidar el cariño de sus consumidores, esas marcas son únicas y se pueden identificar porque lo que entregan es más que algo físico; entregan experiencias, emociones y comunicación.

Estoy segura que todos conocemos una persona fanática a la coca cola, pero obsesionada total. De esos que no aguantan ni la zero ni la light y no pueden vivir sin una botella de ese líquido negro. Todos sabemos que hace mal, no es saludable y a la larga genera consecuencias espantosas, especialmente si se consume en altas cantidades. La persona que toma la bebida, lo sabe, pero aún así sigue con su amor incondicional. Se presentan casos espantosos al rededor del mundo, se han encontrado cosas dentro de las botellas, pero aún así siguen tomando. Ahí están los enamorados que perdonan todo y siguen comprando.


Las invito a ser conscientes de lo que compran, a pensar y analizar los beneficios reales que obtenemos de lo que compramos. ¿Vale realmente lo que pagamos? No nos dejemos engañar porque estamos acostumbrados o porque la marca es solo eso, una marca. No perdonemos tan fácil los errores, estemos atentos sobre lo que pasa en el mundo. Seamos conscientes y si te enamoras de una marca, que no te engañen, hay que ser transparentes con uno mismo ☮.


¿La única marca a la que soy fiel? LATAM (ex LAN) si bien considero que se paga la calidad, no es solo por eso. Ya que cada vez que viajo dentro de Chile, siempre encuentro el vuelo más barato ahí y me dan me dan frutos secos ajja. Además he canjeado muchas cosas con puntos latam, así que está bien recompensado. Siento que no me engañan, considero una relación sana y siempre vuelo en 'salida de emergencia' así que tengo mucho espacio para mis piernas. 



Cariños
♥ 

0 comentarios: