El perro en la roca

23:38 Fabbi Ventura 0 Comments


Hace unos días estaba paseando junto a mi familia por un lago cerca de Valdivia, cuando vino un perro muy adorable que se encontraba en una roca. No sabíamos exactamente cómo se había subido el perro ahí, pero lo que si sabíamos era que no se podía bajar. Lo rodeaba el agua y en un pequeño lugar habían unas rocas por donde asumíamos, había subido, pero no podía bajar.

Estábamos mirando desde un muelle, luego de llamarlo e intentar de que bajase solo, nos dimos la vuelta y bajamos junto con mi hermano por las rocas, hacia donde estaba él. Llegamos cerca y lo llamamos, para tomarlo y bajarlo, pero no quería acercarse, estaba asustado y lloraba. Estuvimos unos minutos ahí hasta que pudimos caerle cariño y se sintió seguro con nosotros, movió su cola feliz. Luego de unos minutos de cariño intentamos tomarlo para bajarlo, no obstante no quiso nuevamente. Se fue para atrás y saltó solo, pegó un salto y bajó hasta donde estábamos nosotros.

Eso me hizo pensar tanto, no se imaginan. Hay muchas veces en que solo necesitamos un poco de apoyo para lograr cosas que creemos imposibles. No necesitamos personas que hagan las cosas por nosotros, si no que fuerza e intención, compañía que esté ahí por si no nos creemos capaces. Muchas veces dudamos de lo que podemos hacer y nos tiramos para abajo, no confiamos de nosotros mismos y abandonamos las batalla antes de empezarla. Como seres sociales necesitamos gente a nuestro al rededor y muchas veces creemos que somos lo suficientemente fuertes para sobrevivir toda nuestra vida solos. Confiemos en nuestros seres queridos, contemos nuestras cosas, no tengamos miedo de conversar y escuchar la opinión de los demás, lo necesitamos. Necesitamos esa energía positiva que nos dará fuerza para cumplir con lo que necesitamos. Para la gente fría y arisca, como yo, dejémonos querer y confiemos, hay que darle la oportunidad al mundo de demostrarnos que no es tan malo como pensamos, aún queda gente buena. 

Cariños
♥ 

0 comentarios: