¿Qué hacer si te acusan de trata de blanca?

18:42 Fabbi Ventura 3 Comments


Este 2016 tuve un cierre muy positivo del año, ya que junto con una amiga fuimos invitadas a México. Viajamos los primeros días de diciembre invitadas por una empresa del rubro de los videojuegos y lo que íbamos hacer allí era aprender principalmente, un tipo de seminario en donde tocaron temas importantes para nosotras. Debo decirles que no lo podíamos creer, después de tanto tiempo trabajando en un proyecto, este daba su primer fruto. Fuimos increíblemente felices, aunque lo no creímos al 100% hasta que la invitación dejó de ser solo palabras y tuvimos nuestros pasajes para México. 

Lamentablemente no todo podía ser tan perfecto y la verdad, el viaje comenzó muy mal. TAN mal que pensamos que a penas llegamos a México, el viaje había terminado. Les contaré...

Viajamos desde Santiago a las 00:00 de un viernes, todo perfecto, el avión iba bastante vacío así que cada una iba acostada en 3 asientos, fue el viaje más cómodo de mi vida entera. Aterrizamos en México a eso de las 5:00 de la mañana de allá, 8 am de Chile. Lo primero que teníamos que hacer era pasar la policía de internacional y ahí nuestro drama inició. 

Vimos que las personas que estaban adelante de nosotras pasaron en grupo a checar eso, por lo que nosotras hicimos igual y ambas avanzamos hacia el mesón cuando fue nuestro turno. La persona que nos atendió fue el Mexicano más cavernícola del mundo entero, con una mentalidad de la época de las cavernas de verdad. De primeras no nos quería dejar entrar porque no teníamos la reserva del Hotel, teníamos la dirección, la habitación, el nombre y todos esos detalles, pero la empresa que nos invitó no nos pasó la reserva como tal. Por ese motivo y por otro que diré al final, al señor se le ocurrió que YO estaba llevando a mi amiga a ese país como trata de blancas, sí, como si ella fuese una prostituta y yo su jefa 8). Nos trató pésimo, nos habló casi gritando, nos dijo cosas feísimas, nos amenazó muchas veces de devolvernos a Chile y a parte, hizo callar a mi amiga muchas veces cuando ella trataba de explicarle algo.

Yo solo pensaba ¿Dónde están las cámaras? En serio no podía creerlo. El tipo era inhumano, no nos dejaba explicarle nada y luego de unos minutos: tomó nuestros pasaportes y nos dijo que lo siguiéramos. Mi amiga estaba asustada y yo, en shock, porque no era la primera vez que salía del país e incluso ya había ido a México antes, tengo experiencia en ese tipo de cosas. Lo seguimos hasta una sala pequeña, donde van a la gente que tienen que investigar. Tenía miles de cámaras y las policias que estaban ahí nos dijeron muchas veces que no se podía usar el celular, hablaban y actuaban como si estuviésemos en castigo ¿saben? Como cuando haces algo mal en el colegio, así pero peor.

Estuvimos ahí algunos minutos, no sabría decir cuánto porque no podíamos mirar el celular, pero para nosotras fue eterno. Luego como si nada nos devolvieron los pasaportes y nos dejaron ir, sin ninguna disculpa, ni alguna palabra de calma, nada. Yo estaba furiosa y amiga estaba asustada, temblando. 

El otro motivo por el cual el tipo este pensó que era trata de blancas es que mi amiga es de Venezuela, de hecho, lleva solo algunos meses en Chile y aunque tenía sus papeles de residencia para quedarse en Chile, nos hicieron todo este show. ¿Xenofobia? Totalmente. Fue triste realmente, porque todas las personas que viajaron invitadas por la misma empresa, en las mismas condiciones que nosotras no tuvieron ningún problema (ellos tampoco tenían la reserva del hotel, igual que nosotras), solo otra dupla tuvo problemas y entre ellos había un Venezolano, el problema era con ellos. Ni siquiera tuve el tiempo para sentirme mal por lo que me culparon a mi, solo podía pensar en mi amiga y todo lo que ha tenido que pasar. 

¿Qué hacer si te acusan de trata de blanca? 

Simplemente mantener la calma, si uno no ha hecho nada, solo debe esperar a que los resultados positivos lleguen. A nosotras nos amenazaron, nos gritaron, casi que nos insultaron y guardé la calma. Tuve que morderme la lengua para no empeorar las cosas, porque la rabia era infinita, pero pudimos entrar al país y tener un par de días que disfrutamos enormemente. 

A pesar del show para entrar, amamos México. Es un país lleno de culta, comida deliciosa y lugares hermosos. La gente es muy amable (excepto el tipo que nos trató mal) y lamento enormemente lo que están viviendo en estos días. Tengo muchas personitas queridas en ese país, mando las mejores energía para que todo se calme.

Cariños
♥ 

3 comentarios:

  1. Valoro ene tu actitud frente a la situación Fabi,en serio, yo me hubiese largado a llorar de pura impotencia inhumana, sobre todo porque Mexico es uno de mis destinos de en sueño (por todo el tema de día de muertos, que amo), pero la impotencia me da con tu amiga,el prejuicio con su nacionalidad y el derecho que sintieron de pasarlas a llevar de esa manera. Lo bueno es que ya pasó y todo resultó bonito :D

    ResponderEliminar
  2. Hola! Apenas acabo de leer esto pero no puedo quedarme callada. Me parece indigno como te trataron. Como mexicana ne parece fatal que traten tan mal a los extranjeros, tanto que nosotros lo hemos sufrido con EU. Para la proxima no te quedes callada. Manten la calma eso si, pero denuncia. No se vale que te discriminen solo por ser extranjera y que te quieran ver como criminal. Y no te aterres ni tengas miedo. En Mexico no te pueden detener asi como asi. Necesitan ordenes, documentos que lo permitan y estas en tu derecho de guardar silencio y no ir a donde ellos te lleven obligada, eso seria secuestro. Creo que en los aeropuertos hay modulos en los que te pueden ayudar en este tipo de casos. Te recomiendo que si te gusta viajar estudies un poco las leyes del pais a donde vas, busques si hay embajadas de tu pais que puedan ayudarte en caso de cualquier problema. Creeme que si estas informada nadie podrá hacerte nada. Cualquier cosa aqui andamos :) saludooos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, la verdad es que fue una experiencia terrible. Pero la vez anterior que había ido a México fue todo normal. Pasé un susto, pero sigo amando el país y su cultura. Tienes muchísima razón estudiaré más las leyes y estaré más pendiente. Un abrazo gigante!

      Eliminar